María Antonia Virgili

Nace en Barcelona y cursa sus estudios musicales y de licenciatura en Oviedo. Finalizados éstos, se traslada a Valladolid y en su Universidad realiza los estudios de Doctorado y la defensa de la Tesis Doctoral en el Departamento de Historia del Arte. Desde 1976 imparte la docencia de Historia de la Música como profesor ayudante de este Departamento y dirige el Aula de Música de la Universidad. En 1983 obtiene por oposición la plaza de profesor Adjunto de Historia de la Música y posteriormente la plaza de Catedrático en la misma disciplina.

En 1979 se le concede el Premio de Investigación “Ciudad de Valladolid”, otorgado por el Gobierno Civil, a su Tesis Doctoral e inicia una serie de publicaciones sobre diversos aspectos musicales de esta ciudad, en colaboración con el Ateneo. La obra titulada Música en Valladolid en el siglo XX es la culminación de esta línea de investigación que parte del siglo XVII. En junio de 2007 se le  concedió el Premio a la trayectoria académica e investigadora que otorga el Consejo Social de la Universidad de Valladolid.

Otros temas de investigación desarrollados en estos años son los de la Música Teatral, con más de una decena de artículos y comunicaciones a Congresos y la investigación sobre documentación y restauración de órganos históricos, así como la catalogación de los mismos en toda la autonomía de Castilla y León, colaborando de esta manera con las actividades de la Asociación “Manuel Marín” de amigos del órgano de Valladolid, de la que es miembro fundador.

Ha dedicado en sus investigaciones una atención especial al patrimonio musical de Castilla y León. El casi centenar de artículos, capítulos de libros y libros publicados avalan esta trayectoria investigadora. En trabajo de equipo con otros colaboradores, ha dirigido el estudio, transcripción musical y grabación de obras inéditas de las catedrales de Castilla y León, en el marco del proyecto denominado “Las Edades del Hombre” (promovido por las diócesis de Castilla y León) y de otros proyectos de investigación subvencionados por el Ministerio de Educación y Ciencia.

Estos últimos años ha desarrollado diversas iniciativas de investigación colaborando con grupos de investigación hispanoamericanos. Destaca en este sentido el trabajo llevado a cabo en Cuba en relación a la catalogación y estudio de los fondos musicales conservados en archivos eclesiásticos, cuyos frutos más destacados son los nueve volúmenes de la obra musical del maestro de capilla de la Catedral de Santiago de Cuba, Esteban Salas, en estudio y transcripción de la musicóloga cubana Miriam Escudero.

Como culminación de un trabajo de años en pro de la incorporación y desarrollo de los estudios de Musicología en la Universidad española, fue aprobada esta especialidad para la Universidad de Valladolid en junio de 1992, y su transformación en licenciatura de Historia y Ciencias de la Música en 1996. Entre las actividades realizadas  en el marco de estos estudios destacan la organización en 1994 del Congreso Internacional Música y Literatura en la Península Ibérica,  el II Congreso  de la Sociedad Ibérica de Etnomusicología, el VIII Encuentro del Study Group for Musical Iconography en el marco del International Council for Traditional Music, el Encuentro Internacional sobre el órgano Barroco europeo que tuvo lugar en Medina de Rioseco (Valladolid) y, en fechas más recientes, los Congresos Internacionales Arte, Música y Sacralidad. Asimismo se han defendido bajo su dirección, numerosas tesis doctorales en el marco del programa de Doctorado Música Española, al que le fue otorgada la Mención de Calidad por el Ministerio de Educación español desde el curso 1993-1994.

Es miembro de la Sociedad Española y de la Internacional de Musicología, de la “International Association of Music Librairie, Archives and Documentation Centres” y Presidenta y miembro fundador de la “Sociedad Española de Análisis Musical”. Forma parte del Consejo de Culura de la Excma. Diputación de Valladolid, del Patronato de la Academia de España en Roma (Ministerio de Asuntos Exteriores) y de diversos patronatos de otras Fundaciones. En octubre de 1991 es elegida miembro de número de la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción de Valladolid, realizando el discurso de entrada en la misma el 26 de junio de 1992. Asimismo ha sido nombrada Académica correspondiente de la de Bellas Artes de San Fernando.

Anuncios