Presentación

El repertorio organístico español goza, a día de hoy, de una excelente salud en el panorama nacional e internacional. Figuras como Antonio de Cabezón, Franciso Correa de Arauxo, Pablo Bruna, Juan Cabanilles o Sebastián Aguilera de Heredia han traspasado fronteras y, actualmente, organistas de distintos países se interesan por sus obras y su estilo de ejecución. Este resultado se debe, además de a las publicaciones, a las grabaciones y al buen hacer de los músicos españoles, a los numerosos cursos de interpretación que tienen lugar en la península, plataformas desde las que estos compositores han recuperado la importancia que tuvieron, a la vez que han obtenido una importante visibilidad.

Si bien el periodo comprendido entre los siglos XVI y XVIII ha recibido una atención considerable, los 100 años que van desde el 1800 hasta 1900 apenas han sido objeto de examen, al tratarse de una etapa en apariencia carente de interés, en la que apenas se produjo música para órgano, y la poca que se compuso, posee una calidad relativa. Al menos, esta es la visión que durante muchos años ha ofrecido la musicología sobre el siglo XIX, la de una época decadente y anodina. Sin embargo, en los últimos años, la investigación ha descubierto la existencia de un universo compositivo, organológico e intelectual inequívocamente activo y dinámico, en el que distintas personalidades fueron capaces de concebir partituras de calidad, con un lenguaje propio acorde a los órganos coetáneos, influenciado por las novedades que estaban sucediendo en Europa tanto en la esfera de la escritura musical como de la organería. Por todo ello, el repertorio orgánico decimonónico es de gran importancia para comprender el desarrollo de la música para órgano posterior.

En consecuencia, las “Jornadas de Música Española para Órgano en el Siglo XIX” nacen con la motivación de recuperar un patrimonio de gran importancia, con una identidad propia y de importancia capital para el desarrollo ulterior de dicha escuela. La finalidad de estas jornadas no es única, sino que busca distintos objetivos: dar a conocer la música para órgano española del siglo XIX a aquellos que no lo conozcan o de trabajarlo con aquellos que ya lo conocen; rescatar figuras teóricas y compositivas del mundo organístico; mostrar las posibilidades del patrimonio organístico decimonónico para abordar este tipo de obras musicales; ejemplificar la interpretación del mismo sobre ejemplares idóneos.

En su análisis confluyen distintas disciplinas, que van a ser acometidas en las Jornadas para poder ofrecer una visión holística del objeto de estudio:

  • Perspectiva musicológica
    • Análisis del repertorio
    • Teorética del periodo
    • Autores destacados
    • Futuras líneas de investigación
  • Perspectiva interpretativa
    • Cuestiones técnicas del repertorio
    • Estética y significación de las obras
    • Registración
  • Perspectiva organológica
    • El “órgano de transición”
    • Sagas organeras más destacadas
    • Criterios de restauración de los órganos decimonónicos

Se trata de una iniciativa dirigida a todos aquellos organistas de cualquier nivel, musicólogos, y demás amigos del órgano interesados en profundizar en un repertorio español olvidado pero con muchas posibilidades.

Existen dos modalidades de participación: alumnos activos, y oyentes. A los primeros se les recomienda presentar dos obras españolas para órgano de entre 1820 y 1870, aunque también se admitirán cronologías posteriores. Al mismo tiempo, se aceptarán repertorios europeos de la misma etapa, siempre que sean composiciones que se puedan trabajar en los órganos seleccionados para la masterclass. La ficha de inscripción puede consultarse en la pestaña correspondiente de este blog.

Las Jornadas tendrán lugar en Valladolid los días 7, 8 y 9 de febrero de 2019. Esta ciudad cuenta con varios órganos pertenecientes al siglo XIX, que ofrecen un marco interpretativo apropiado en lo que al repertorio que se va a estudiar se refiere. De esta forma, será posible trabajar sobre las tipologías organológicas que se van a examinar de forma teórica, además de enfrentarse al repertorio recomendado sobre ejemplares adecuados, a fin de ofrecer una visión de la investigación musicológica y práctica completa:

Fuente – investigación – interpretación – resultado sonoro